viernes, 6 de diciembre de 2013

Mandela en las portadas de los diarios

La muerte de Nelson Mandela anunciada este jueves 05 de diciembre de 2013 era esperada por todos los medios en vista del agravamiento de su salud en los últimos meses. Pero no todos los diarios importantes parecían estar preparadas para presentar esta lamentable noticia.
Una portada con una noticia de esta magnitud debe reflejar toda la importancia del acontecimiento y es una oportunidad para expresar una particular actitud editorial.
El uso de gráficas, tipografía y titulares desplegados en un espacio determinado dice mucho de la calidad profesional del medio y de la propuesta de diseño plasmada en esa tapa.
En realidad, no se produjeron los hallazgos que uno espera en estos casos. Aquí no están todas, pero si algunas de las portadas que merecen un comentario. EO









domingo, 10 de noviembre de 2013

Steve Wozniak: los periódicos serán electrónicos y los de papel quedarán para los coleccionistas


El diario El Mundo, de Madrid, publica una entrevista de la periodista Teresa Guerrero al cofundador de Apple Steve Wozniak, el viernes en Madrid durante su participación en la cuarta edición del Congreso de Mentes Brillantes, quien también se refiere al futuro de los diarios de papel.

Teresa Guerrero / El Mundo / Madrid

Steve Jobs se llevó (casi) toda la fama pero en aquel garaje de California en el que nació la empresa de tecnología más famosa del mundo y el que muchos consideran el primer ordenador personal, también estaba Steve Wozniak.
Durante su visita a España, Wozniak, apodado Wizard of Woz (El Mago de Woz), ha tenido ocasión de hacer una de las cosas con las que más disfruta: estar en contacto con estudiantes y con personas creativas, con ganas de cambiar las cosas y sin miedo a que sus ideas sean rechazadas. A él le ocurrió cuando presentó una propuesta para construir un ordenador de uso personal para que la gente lo utilizara en su casa. A los ejecutivos de Hewlett Packard (HP), la empresa en la que trabajaba en los 70, les pareció una idea disparatada. Pocos años después, esa idea convertía en multimillonarios a Wozniak y a su socio Steve Jobs, fallecido en 2011. «Yo tenía las habilidades para crear esos aparatos y Steve quería impresionar al mundo. Los diseñaba y él convencía a la gente para que los comprara. Nos lo pasábamos muy bien», recuerda.
"Es muy difícil hacer predicciones. Creo que la tecnología será cada vez más invisible. La llevaremos encima"

Resume esa etapa el título del libro que acaba de publicar en castellano: iWoz. Cómo inventé el ordenador personal, fui cofundador de Apple y me divertí con ello (Editorial Rasche): «Estábamos seguros de que los ordenadores iban a estar en todas partes, pero no podíamos imaginar en lo que llegarían a convertirse o que los llevaríamos en el bolsillo. No vimos venir internet ni el impacto que iba a tener», admite Wozniak, quien, tras su acto en la universidad, en el que volvió a dejar patente su sentido del humor, el ingeniero estadounidense conversó con EL MUNDO sobre cómo cree que evolucionará la tecnología.
En menos de diez años hemos reemplazado los antiguos teléfonos móviles por smartphones, tabletas y ordenadores muy potentes y ligeros. ¿Cómo cree que serán los dispositivos que usaremos en el futuro? 
- Es muy difícil hacer predicciones en este sector porque realmente no sabemos qué va a funcionar. Todo el mundo está hablando de la informática que podrá llevarse incorporada en la ropa, lo que permitirá que los ordenadores sean incluso menos visibles. A mí me gusta mucho la idea de llevar la tecnología encima, pero no sabemos cómo será su tamaño ni su forma, ni en qué parte del cuerpo la llevaremos, ni lo que funcionará y lo que fracasará. No hay nadie que pueda decirte cómo será ese tipo de informática. También se habla de que cada vez haremos más cosas con la voz. Pensarás una idea, la dirás en voz alta y no tendrás que acordarte de todos los pasos para que la lleve a cabo tu aparato inteligente.
- Los periódicos están haciendo un gran esfuerzo para adaptarse a los nuevos hábitos de los lectores ¿Cómo ve el futuro de la prensa? 
- Sabe, yo fui uno de los últimos en EEUU que abandonó el periódico porque pensaba que era el mejor formato y que era más fácil ver cosas y encontrar lo que querías si tenías espacio en papel para ellas. Me crié con periódicos pero luego, cuando cambié, me di cuenta de que podía estar mejor informado sobre más cosas y de manera más fácil con el ordenador. Así podía seleccionar y elegir los artículos que me interesaban sin estar limitado a un solo diario. Por tanto, no estoy del todo seguro, pero creo que los periódicos serán básicamente electrónicos, y los de papel se convertirán en objetos especiales para coleccionistas. Podríamos decir lo mismo de los libros, pero claramente no están desapareciendo. Y lo mismo con las películas. Todas son digitales, pero mi impresión es que las salas de cine son más grandes que nunca. Así que muchas de estas antiguas tecnologías sobrevivirán porque siguen teniendo la capacidad de dar placer a la gente. Claro que ahora tenemos música digital y CDs, pero lo que se está poniendo de moda son los álbumes de vinilo, que venden cada vez más. A muchas personas les gustan y admiran las cosas que se hicieron bien en el pasado, y siguen siendo fieles a ellas. Quizás sea una minoría, pero sigue siendo un buen mercado. Y los periódicos pertenecen a esa categoría.

- ¿Qué sugeriría a los responsables de los diarios para fomentar que la gente consuma más información en los dispositivos electrónicos? 
- No es un negocio en el que yo he estado involucrado, así que puedo hablar sobre todo de lo que a mí me interesa. Creo, no obstante, que sería necesario publicar buenos temas y artículos de opinión sobre asuntos que sean importantes para los jóvenes, ya sea software, entretenimiento o cualquier acontecimiento que les pueda interesar.

- Dice que le apasionan todos los dispositivos electrónicos. Si sólo pudiera quedarse con uno, ¿cuál elegiría? 
- Pues depende del momento. Por ejemplo, hay muchas ocasiones en las que me quedaría con el iPhone porque lo puedo llevar en el bolsillo. La tableta también me gusta pero sigo usando muchísimo el ordenador. Si sólo pudiera quedarme con uno, elegiría el ordenador porque me sigue resultando muy útil, es muy ligero y realmente no me molesta llevarlo conmigo.

- ¿Es usted un usuario activo de las redes sociales, como Facebook o Twitter? 
- Me encantan. Son fantásticas y ofrecen muchas posibilidades pero tomé la decisión de no utilizarlas porque recibía miles de solicitudes de amistad y no podía manejarlo. Pero si no fuera por eso, estaría encantado de utilizarlas.

- ¿Qué opina sobre las propuestas para integrar la tecnología en el cuerpo humano con el objetivo de mejorar las capacidades del hombre? Implantes en el cerebro, sensores en los dedos etc. 
- En cierto modo ya se está haciendo. Personalmente a mí me gustaría seguir siendo natural, pero supongo que si dentro de unos años otros niños del colegio al que van tus hijos contaran con ciertas ventajas gracias a la tecnología, también querría que los míos las tuvieran.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Weezel: Papel y digital deben ser complementarios



El experto chileno Aldo Van Weezel se suma a los analistas que estudian el fenómeno editorial peruano, el de mayor crecimiento en el mundo, y lanza algunas recomendaciones para mejorar los índices de lectoría.
 

Hay usuarios acostumbrados a leer los diarios en papel y eso continuará. El papel tiene para rato, pese a todas las predicciones que se hacen. En realidad no creo que se acabe la era del papel, todavía hay mucha gente que lo aprecia y lo disfruta. En varios años más, quizá, todo será en digital, pero eso es muy difícil de predecir. La comunicación digital no reemplazará al periodismo tradicional, por el contrario, ambas deben ser complementarias.


Reto es que los periodistas de prensa escrita profundicen en el análisis de las noticias y en transformar toda su experiencia en contenidos más extensos. Eso es lo que se va a consumir en el papel o en la tableta. Los periodistas tradicionales deberán enfocarse en el análisis, en el comentario. En cambio, los periodistas más jóvenes serán los que salen con la cámara, la grabadora y serán multitareas.

Para una comunicación e información instantánea el “smartphone” es perfecto. Para leer textos más largos, el papel o la tableta son importantes. La tecnología avanza y en especial para los periódicos es fundamental aprovecha estos tiempos de bonanza para enfrentar la transformación hacía el futuro.

¿Qué es lo que veo en cinco años? En todos los países es distinto. Tenemos una caída de la circulación de diarios que es muy grande en Europa y Estados Unidos, pero en Latinoamérica, en los últimos cinco años, la circulación de diarios sola ha caído en 0.8%. Eso es nada. Todavía hay mucho mercado. En el Perú la circulación crece y hay más productos que se adecúan a sus lectores. Estos medios han sabido dar con el gusto de un determinado segmento social. Ese es el secreto.

El centro de todo son los lectores y no los anunciantes. Parte de la caída de la circulación de diarios en varios países más desarrollados es porque se demoraron en darse cuenta de esto. Los periodistas de hoy deben ver la forma adecuada de contar las historias. El reto es conocer bien a los lectores, y lo grupos editoriales deben convertirse en expertos en ofrecer productos especializados que se adecúen para cada segmento. El desafío es que la marca del medio de comunicación que está detrás entregue los contenidos en diferentes plataformas y con publicaciones dirigidas a determinados grupos como a novios o bebés, eso ayudará a potenciar su marca.

En internet los medios de comunicación están experimentando el cobrar por contenidos exclusivos. Y la gente sí está dispuesta a pagar por ellos porque es información que no encuentra en sitios gratuitos. Los contenidos que son fácilmente replicables los ubicas en una Web, pero el análisis de un partido de fútbol, de una determinada jugada no es tan común y tampoco es algo que se encuentra gratis, por eso hay gente que está dispuesta a pagar una suscripción.

Otro reto de los medios de comunicación es que encuentre suficientes buenas historias para contarlas todos los días y no quedarse en la noticia pequeña, en el accidente de tránsito, en lo que dijo el político o en la estafa. Se debe ir al fondo de eso. Y los periodistas más tradicionales ahí tienen una ventaja sobre los más jóvenes porque tienen una experiencia que los potencia. De otra parte, el periodismo ciudadano es una gran contribución, pero tampoco reemplazará al periodismo tradicional, lo complementa.

Fuente: Correo Semanal
http://sepp.pe/los-periodicos-tienen-para-rato/

jueves, 12 de septiembre de 2013

Foro: El socialismo del siglo XXI y la libertad de expresión

El viernes 06 de septiembre de 2013 se realizó en Miami el Foro "El socialismo del siglo XXI y la libertad de prensa", organizado por la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (Apevex) y con el respaldo del Miami Dade College (MDC).



Dos de los paneles fueron dedicados al análisis de la grave situación de los medios venezolanos y desde Venezuela intervinieron la secretaria general del Colegio Nacional de Periodistas de Caracas (CNP), Lisbeth de Cambra; la representante del Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS), Luisa Torrealba; el secretario adjunto del CNP y reportero del diario El Nacional, Hernán Lugo Galicia, y el dos veces presidente del CNP, Eduardo Orozco.
    Miguel Mundo, ex secretario general del CNP en el estado Cojedes (Venezuela) y  editor de El Faro de Miami, y Orián Brito, columnista del diario El Universal, ambos con asilo político en Estados Unidos, participaron en el panel de testimonios sobre las limitaciones al ejercicio del periodismo, medidas punitivas, acoso y persecución. 
    En el panel sobre la situación de la libertad de prensa en Ecuador, Nicaragua y Cuba participaron el periodista ecuatoriano Emilio Palacio;  Alejandro Aguirre, ex presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y el periodista cubano Wilfredo Cancio.
    Juan Antonio Blanco Gil, director ejecutivo del CLACI, disertó sobre “El asesinato de reputación: Campaña de desprestigio a periodistas, políticos y empresarios”, mientras que la creadora del blog “Generación Y”, Yoanni Sánchez, participó en el foro vía telefónica. El escritor y analista político Carlos Alberto Montaner pronunció las palabras de cierre con un interesante ensayo sobre el autoritarismo.
Este Foro contó con la magnífica participación de Julio César Camacho como moderador. 

Un largo viaje hacia el silencio
Lic. Eduardo Orozco

El cerco legal contra los medios de comunicación, la persecución abierta y el acoso judicial a periodistas y dirigentes políticos disidentes, el estrangulamiento económico a periódicos, emisoras de radio y TV; el desconocimiento de las organizaciones de periodistas y trabajadores de los medios y el control ideológico de los comunicadores que trabajan en el aparato estatal, es política de Estado en Venezuela.
El control, la mediatización o la adquisición de medios de comunicación masivos y la creación de una amplia red de medios “comunitarios” financiados desde el gobierno son apenas una parte del proceso de imposición del Estado autoritario que viste el ropaje del “Socialismo del siglo XXI”.
Implantar una denominada “hegemonía comunicacional” y convertir a la República en un Estado Comunal, son dos de los objetivos fundamentales para incorporar a Venezuela al “mar de la felicidad”.
Política de Estado
El proceso de control y silenciamiento de toda disidencia; manifestada en críticas, protestas, opiniones es un objetivo estratégico del Gobierno Socialista Bolivariano instaurado en Venezuela.
No se trata de acciones arbitrarias de algún funcionario abusador a quien le molesta la crítica a su gestión. No es un problema de intolerancia policial ante los ciudadanos que manifiestan su desagrado por el abandono de los hospitales. No se trata de la irritación del ministro o del Presidente ante las denuncias por el desastre de la economía, la creciente inseguridad, la corrupción en PDVSA o el incendio de una refinería.
No es simplemente el fracaso de un mal Gobierno.
No son errores aislados. Es todavía peor.
Es todo un sistema de dominación diseñado desde las alturas del cogollo del partido oficial, con asesoría cubana, para silenciar las voces que critican los abusos gubernamentales, para liquidar los programas de periodistas críticos, para cerrar medios de comunicación independientes, para satanizar y perseguir al adversario político.
Se ha construido un cerco legal mediante la aprobación sistemática de un conjunto de leyes orientadas a regular, prohibir y sancionar todas aquellas manifestaciones contrarias al proyecto gubernamental.
Para garantizar la eficacia del cerco cuentan con la actitud cómplice de todas las instancias del Poder Judicial venezolano. Jueces, tribunales, policías, militares forman parte de la jauría.
Son conocidos los casos de amedrentamiento y persecución a periodistas, dirigentes políticos, jueces, exfuncionarios, líderes agrarios y sindicales, líderes estudiantiles, empresarios.
Los nombres de Iván Simonovis, Lázaro Forero, Henry Vivas, Franklin Brito (Hace una semana cumplió tres años de muerto), María Lourdes Afiuni, Patricia Poleo, Ibéyise Pacheco, Tamoa Calzadilla, Pedro León Zapata, Ana Karina Villalba, Napoleón Bravo, Marta Colomina, Nelson Bocaranda, Gustavo Azócar, Guillermo Zuloaga etc. encabezan una lista interminable de heridas de diversa intensidad abiertas al cuerpo social de Venezuela.
“La libertad de expresión riñe con el socialismo del régimen. Es incompatible porque el régimen de Chávez sólo quiere medios adulantes y que no lo critiquen. Es la repetición de las políticas de la vieja Unión Soviética o de Cuba en cuanto a querer tapar la realidad del país. Y esa riña aumenta a medida que el deterioro del Gobierno se hace más palpable”, señaló recientemente el colega Nelson Bocaranda.
El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela), organización no gubernamental encargada de la promoción y defensa de la libertad de prensa en el país, ha reportado 204 casos de ataques a la libertad de expresión e información en Venezuela, de enero a agosto de 2013. 
Cerco económico
La persecución se desarrolla también en el ámbito económico. Se adelanta un proceso de estrangulamiento contra la empresa privada en general y contra los medios de comunicación en particular.
Se aplican medidas administrativas a través del Seniat: inspecciones, allanamientos, multas y cierres, son los procedimientos habituales. El canal Globovisión, los diarios El Nacional y TalCual, han sido víctimas de multas millonarias por cometer el “delito” de informar.
Mediante la aplicación de diversas normativas creadas con el Control Cambiario, se dificulta o se niega la autorización de dólares para la importación de insumos como el papel periódico, equipos, tintas, químicos, repuestos para maquinaria, etc. Naturalmente, al no obtener divisas al precio oficial, para seguir operando, las empresas se ven obligadas a adquirir estos productos a un valor 5 veces por encima de sus costos.
Ante la crisis económica generalizada, la disminución de la producción de la industria nacional, el cierre de miles de empresas, el aumento de los costos a las empresas que todavía actúan, se ha producido una drástica reducción de la inversión publicitaria que afecta directamente a los medios como vehículos publicitarios.
El Estado y sus empresas, se han convertido en los principales anunciantes del país. Pero sólo anuncian en medios complacientes con sus políticas obligando a muchos medios a renunciar a buscar estos avisos o a entregar su línea informativa a cambio de una pauta como bozal.
Es común que una institución oficial, una vez que anuncia en un diario o emisora radial, si observa que se publican informaciones que no son de su agrado, se niega a pagar las deudas contraídas.
El resultado es que muchos medios han  reducido el número de páginas y el tiraje de sus ediciones y, aunque se resisten a cerrar, ya muchas lo están pensando. A fines de agosto, 8 diarios regionales anunciaron su cierre temporal ante la falta de papel.
Con el apoyo del andamiaje judicial, se aplican medidas de cierre de medios por vencimiento de la concesión. 
Como todas estas medidas abusivas les han parecido insuficientes, recurren a la interrupción de la programación de la radio y la TV con las cadenas que comenzaron con Chávez y continúan con Maduro, para acumular hasta hoy unas 2.530 cadenas obligatorias de radio y televisión con 1750 horas de transmisión. (Sería como estar 73 días seguidos oyendo discursos del Presidente)
El acceso a la información
“Al no haber otra mirada sobre los hechos, los medios reciben el boletín que emiten los órganos de información del Gobierno sin poder obtener otros datos. Hay una imposición del Gobierno sobre los contenidos”.
Elizabeth Safar. El Nacional. 24 de mayo 2010.
         La decisión de negar acceso a las fuentes oficiales ha llegado a tal extremo que a los periodistas que cubren la fuente parlamentaria se les niega la entrada al hemiciclo de la Asamblea Nacional. Sólo tienen acceso a una sala anexa en la que ven los debates en un monitor que transmite la señal del canal de la Asamblea; es decir, las imágenes filtradas por el partido de gobierno que controla el canal.
¿Recuerdan el episodio bochornoso de la agresión de que fueron víctima varios diputados opositores por parte de diputados del gobierno? Las cámaras del canal de la Asamblea Nacional enfocaron el techo del hemiciclo para que nadie viera este atropello el pasado 22 de enero de 2013. Solo fue posible denunciar el suceso porque una diputada opositora grabó con su celular dichas imágenes.
Ese episodio retrata de cuerpo entero la naturaleza del régimen que gobierna en Venezuela.
Los periodistas deben aclarar en una breve nota, al final de sus reportajes, o en los programas de entrevistas de radio y TV, que no lograron una respuesta o una opinión, de algún vocero oficial sobre cualquier hecho de importancia. De esta forma obstaculizan cualquier investigación periodística sobre los diversos escándalos que acompañan la gestión gubernamental.
          Negar el acceso a la información, negarse a declarar a los medios es negar la posibilidad de diálogo; es negar el debate y el análisis desde sus diversos puntos de vista. Es despreciar, sistemáticamente, el derecho a la información que tienen los ciudadanos. 
La hegemonía comunicacional
Todos estos movimientos conducen hacia el oscuro túnel de la llamada “hegemonía comunicacional”, la etiqueta con la que el proyecto revolucionario pretende tapar el sol.
Se trata pues, de tomar el control total de los medios, de inducir la autocensura entre los periodistas, de imponer el silencio a los ciudadanos.
Uilizan diversos mecanismos. El cierre, la intimidación, el halago y la compra de medios son procedimientos usuales dentro de esta estrategia.
En 1999 compran YVKE Mundial.
En 2004 se aprueba la Ley Resorte.
En 2007 se cierra RCTV
En 2008 se abre el primer procedimiento administrativo contra Globovisión y suman más de una docena.
En 2009 se cierran 32 radioemisoras y 2 televisoras (entre ellas CNB)
En 2010 Conatel exige a las cableoperadoras sacar del aire a 6 canales, entre ellos a RCTV Internacional que todavía respiraba por esa rendija.
En marzo de 2013 se acordó la venta de Globovisión y se consolidó después de las elecciones de abril. Más de 20 importantes figuras del periodismo, presentadores y profesionales de producción, han salido de la planta dentro de un proceso inevitable de adaptación de la línea editorial a los gustos del partido de Gobierno.
Lo triste es que algunos medios que antes eran muy críticos, se escudan tras un falso equilibrio, cuando en realidad es que han llegado a un acuerdo con el Gobierno”.
Roberto Giusti, periodista.
“…tanto en el cierre de RCTV (27 de mayo del 2007) como en lo que está sucediendo ahora con Globovisión, la audiencia sale perdiendo. En ambos casos el ciudadano perdió unos espacios de información y de análisis-interpretación de la realidad y de lo que sucede en el país. Quizás la diferencia estribe en que en el caso de RCTV el golpe fue directo, sin anestesia. Ahora, en el caso de Globovisión, el golpe ha sido más inteligente, más sutil, por lo tanto más eficaz”.
Marcelino Bisbal. El Universal. 26 de agosto de 2013.
“Ocurre que la Junta Directiva ha decidido el cierre de 6 programas en tres meses, cuatro de ellos en una semana y tres en poco más de 24 horas. Primero fue Buenas Noches, luego Yo Prometo, le siguió Tocando Fondo y finalmente Radar de los Barrios, Del Dicho al hecho y Aló Ciudadano. Una muestra de cómo se puede despojar a una audiencia, en tan poco tiempo y de manera tan arbitraria, de unos programas y de unos anclas con los cuales se estableció una relación de mutua fidelidad y de plena interacción. Olvidaron que el público es el principal accionista, sin cuyo asentimiento y sintonía los medios se convierten en cascarones vacíos”.
Roberto Giusti a Elizabeth Araujo en TalCual (260813).
“La Alianza para la Libertad de Expresión, deplora profundamente que estas conmociones internas en tan importante canal de noticias, y que evidentemente vienen a afectar su acostumbrada línea informativa, se hayan producido a los pocos días de las acusaciones y descalificaciones proferidas por el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien acusó a ese medio de comunicación de "desestabilizador".   
Silvia Alegrett, Coordinadora de la ONG Expresión Libre. 18/08/2013

          Por otra parte, el 20 de mayo de 2013, se concretó la venta de la Cadena Capriles por 140 millones de dólares (Hay quien afirma que la suma es mucho mayor) La cabeza visible de la negociación es el conocido banquero Víctor Vargas.
Los rumores de compras de medios persisten. Se mencionan a El Universal, el canal Televen y el circuito radial FM Center integrado por 60 emisoras (20 AM y 40 FM). Hace dos semanas se  propagó la noticia de que un familiar del gobernador del Zulia compró el periódico Versión Final.
Halagar. Amenazar. Insultar. Amedrentar. Acosar. Manipular.
El brazo ejecutor de esta operación es el Ministerio para la Información y la Comunicación, organismo todopoderoso que ahora ha creado el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SiBCI) que controla en un solo puño a 15 medios: VTV, ANTV, Tves, ÁvilaTV, AlbaTV (9 canales), Telesur, Colombeia TV, Vive TV, YVKE Mundial (4 señales), Radio del Sur, Radio Nacional de Venezuela, Correo del Orinoco, Ciudad Caracas (4 ediciones), AVN. Asimismo promueve y financia las Unidades de Comunicadores de Calle que “deben estar dispuestas a articular con los entes oficiales y expresiones del Poder Popular constituidas en el sector, a fin de evidenciar los logros del Gobierno Nacional”. 
Utilizan unas 45 televisoras comunitarias, 100 emisoras radiales, 400 emisoras comunitarias, incalculables sitios web, una central de twitteo presidencial con unos 200 empleados.
         Antonio Pasquali (domingo 01 de julio, 2012) El Universal.
El gobierno que le teme a la denuncia le niega estos medios a los ciudadanos que diariamente protestan la crisis que padecen, pero, al mismo tiempo, dicen que están creando toda esta red de comunicación para que el pueblo se exprese. “La verdad es la mentira”; recuerdan a Orwell?
        ¿Secuestró este Gobierno el periodismo comunitario? “Sí, secuestró un concepto que fue importante para la academia en los setenta y ochenta: la comunicación alternativa o comunitaria, que en aquel momento se suponía enfrentaría cualquier tipo de dominación. No concibo un conjunto de estos medios aupados por ningún gobierno. ¿Podemos hoy hablar de pluralismo de medios, de democratización mediática? Mi respuesta es que no”.
Marcelino Bisbal. El Universal. Domingo 27 de junio, 2010.
        “¿Es neutral VTV? No se puede ser neutral en la Alemania nazi, en el Chile de Pinochet, en la Rusia de Stalin, en la Argentina de Videla, en el Paraguay de Stroessner o en Corea del Norte. Nadie puede prestar su imagen para dar la sensación de que aquí existe una verdadera democracia. Uno no puede invitar a un programa “neutral”, a funcionarios de un gobierno que no permite en VTV programas como Leopoldo Castillo”.
Claudio Nazoa. El Nacional. 020813
         Se da el caso insólito de que la televisora de la Asamblea Nacional, ente del Poder Legislativo, órgano independiente del Estado, que debería ejercer una función contralora del Gobierno, forma parte del sistema de propaganda del Poder Ejecutivo que dirige el Ministerio de Comunicación e Información. Lo mismo ocurre con el diario de la alcaldía del municipio Libertador, “Ciudad Caracas”, órgano informativo de un municipio, cumple con la pauta dictada desde Miraflores.

“Este modelo de Estado se intentó cambiar mediante una Reforma Constitucional sancionada por la Asamblea Nacional en noviembre de 2007, con el objeto de establecer un Estado Socialista, Centralizado, Militarista y Policial denominado Estado del Poder Popular o Estado Comunal, la cual sin embargo, una vez sometida a consulta popular, fue rechazada por el pueblo el 7 de diciembre de 2007”.    
Sergio Sáez  Soberania.org - 20/07/12
          Como todos saben, a pesar de este rechazo al Estado Comunal, el Gobierno Bolivariano sigue imponiendo por vía ejecutiva este proyecto.
           El Estado Comunal
Entre los Objetivos estratégicos y objetivos generales del Plan de la Patria:
(Redactado por el desaparecido Hugo Chávez, en su mayor parte, cuando estuvo en Cuba bajo tratamiento médico)
2.1.1 Impulsar nuevas formas de organización de la producción que pongan al servicio de la sociedad los medios de producción e impulsen la generación de tejido productivo bajo un nuevo metabolismo para la transición al socialismo.
2.3.1.2 Desde el año 2013 al 2016: Se promoverá la organización de 21.004 Consejos Comunales que vincularían a 8.821.296 familias (Cobertura total de la población venezolana). Desde el año 2017 al 2019: Se acompañará y promoverá la organización de 2.699 Consejos Comunales anuales (considerando la tasa anual de crecimiento poblacional en 1.7%, es decir, que en el 2019 se alcanzará una población total de 30.550.479 de habitantes).
El ministro de Comunas, Reinaldo Iturriza, asegura que hay 450 comunas en construcción, mientras que el Plan de la Patria propone crear 3.000 entre 2013 y 2019, en las cuales vivirían 4.680.000 familias. (El Nacional. 29/07/2013).
“Los concejos comunales son organizaciones sociales que buscan un interés afín entre los vecinos de un sector. En cambio, las comunas son entidades políticas territoriales con capacidad de legislar y en cuyo territorio la legislación municipal o regional no tiene vigencia. También tienen la potestad de administrar y de utilizar, de manera concurrente, las mismas competencias que la Constitución le da a las municipalidades en un Estado paralelo. En la Ley que dispone la creación de las comunas, el objetivo es el comunismo”.
Gerardo Blyde. El Universal. 11/11/2012.
“La comuna es un espacio socialista que, como entidad local, es definida por la integración de comunidades vecinas con una memoria histórica compartida, rasgos culturales, usos y costumbres, que se reconocen en el territorio que ocupan y en las actividades productivas que le sirven de sustento, y sobre el cual ejercen los principios de soberanía y participación protagónica como expresión del Poder Popular, en concordancia con un régimen de producción social y el modelo de desarrollo endógeno y sustentable, contemplado en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación”.
Artículo 5 de la Ley Orgánica de Comunas.
En esta Ley es donde adquiere mayor magnitud uno de los “mandamientos” del credo autoritario al darle forma legal al resentimiento venezolano y convertirlo en “lucha de clases”, el viejo enunciado de Marx y Engels que permite convertir la violencia de mediana intensidad y hasta la guerra civil en “arma revolucionaria”. Pobres contra ricos. Ricos contra pobres. Rico es todo aquel que tiene un poco más que otro. Es la guerra de todos contra todos. En el barrio es rico quien tiene un aparato de TV de pantalla plana.
          Ese mismo Plan de la Patria establece los objetivos en el Área Comunicacional.
Objetivos estratégicos y objetivos generales:
II.- Continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI, en Venezuela, como alternativa al sistema destructivo y salvaje del capitalismo,
2.5.2 Establecer un sistema de comunicación permanente, para escuchar al pueblo organizado y al pueblo despolitizado, como parte del esfuerzo para la construcción colectiva del Estado Socialista, bajo el principio de “mandar, obedeciendo”.
2.5.7.2 Fortalecer el uso de los medios de comunicación como instrumento de formación para la transición al socialismo, potenciando los valores ciudadanos, así como el uso responsable y crítico de los medios de comunicación. En esta tarea, se hace indispensable fomentar la investigación sobre la comunicación como proceso humano y herramienta de transformación y construcción social.
2.5.7.3 Consolidar la regulación social de los medios de comunicación como herramienta para el fortalecimiento del poder popular, promoviendo e impulsando el Sistema Nacional de Comunicación Popular.
         Ahora hablan de aprobar una Ley de Comunicación Popular para consolidar los denominados medios “comunitarios” que controlan por vía administrativa. Esta medida está vinculada a los intentos de modificación o derogación de la Ley de Ejercicio del Periodismo, que desde 1994 (la primera de aprobó en 1972) ampara el ejercicio profesional en Venezuela. De esta forma dejarían sin protección legal el ejercicio libre del periodismo, eliminan el título universitario en Comunicación Social, y crean, con apoyo de todo el aparato del Estado, una organización paralela del gremio para acabar con el Colegio Nacional de Periodistas. Esta es una Ley conquistada por los periodistas venezolanos que exige la profesionalización, consagra la libertad de expresión, estableció el derecho a la información, el derecho a réplica, el secreto profesional, la colegiación de los universitarios, establece que el CNP es custodio de la libertad de expresión y es organismo cooperador en el establecimiento de la política comunicacional del Estado.
          El Colegio Nacional de Periodistas (CNP), en voz de su presidente Tinedo Guía, condenó de manera enérgica la presión que está ejerciendo el Estado hacia medios de comunicación que tienden al cierre de programas de opinión, retiro de periodistas que cubren dichos espacios y le exigen una adecuación de tono de su línea editorial. El CNP lamentó además que dueños de medios cedan ante las presiones orientadas a silenciar las voces disidentes.
         Informe SIP 2013-07-28
          Todos los intentos de control de los medios de comunicación o de intimidación a periodistas han formado parte de una estrategia que, por cierto, es identificada con vocablos vinculados a la guerra o la violencia.
El lenguaje ha sido un factor importante, como es natural, en un régimen que ha hecho del discurso una de sus más importantes herramientas de imposición y control. Las descalificaciones, los insultos, las etiquetas, la carga de violencia de cada palabra, el tono, el volumen, etc. y todo esto transmitido en el momento adecuado a través de la interrupción de la programación de radio y televisión, mediante las innumerables cadenas de todos estos años, ha inundado todas las manifestaciones de la vida cotidiana, familiar, local,  pública y privada de todos los venezolanos.
El comandante eterno, la primera combatiente, la guerrilla comunicacional, el magnicidio, sala de batalla, milicia… o muerte, etc.
Los resultados están a la vista y se ha obligado a los venezolanos a convivir con unos componentes políticos y culturales ajenos a la convivencia y el respeto que debe caracterizar las relaciones humanas en una sociedad moderna.
El régimen que más ha invertido recursos para armamento en América Latina, amenaza a sus vecinos e impone la retórica del cuartel, se llena la boca con exigencias de paz.
El gobierno ha pervertido la palabra diálogo hasta convertirla en una estrategia para el engaño, una trocha para ganar tiempo, una carta para hacer trampas.
Después de 14 años de desconcierto, es cada vez más difícil percibir los contornos de la verdad. Los venezolanos ya nos hemos estado acostumbrando a esperar el final de cada mensaje para encontrar la verdad porque todo depende del vocero. Si lo dice uno, es cierto. Si lo dice el otro, es un engaño. La verdad es una cuestión de fechas.
No sólo en el ejercicio del periodismo la credibilidad es el valor supremo. En una sociedad democrática que se construye en libertad, la confianza y la credibilidad son requisitos incuestionables.
Ellos han expropiado también la verdad.
Nos corresponde a todos continuar. No desmayar. Mirarnos a los ojos y compartir la confianza en esta lucha hasta conquistar nuevamente nuestro derecho a crecer en libertad.

viernes, 26 de julio de 2013

Una visita a la Redacción Única de la Cadena Capriles


 El 16 de marzo de 2009 se inició el proceso hacia la Redacción Única en la Cadena Capriles y en la semana Santa de 2012 se realizó la mudanza de todos los medios hacia la nueva sede diseñada para compartir una redacción integrada bajo el concepto de multiplataforma.


Un largo camino que comenzó en 1941, cuando nació Últimas Noticias, hasta convertir a la Cadena en la empresa periodística más moderna del país y en una referencia internacional.

La periodista Carmen Riera, egresada de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, ha sido parte importante de este proceso de modernización editorial que responde a uno de los retos más exigentes en la industria de la información y la comunicación de la sociedad contemporánea: la Internet.

La gran sala de redacción tiene 1.000 metros cuadrados, con 220 puestos de trabajo donde trabajan 300 personas en varios turnos. Allí, en un espacio abierto, sin tabiques, funciona el Superdesk, un espacio que ya los periodistas denominan el “corral de chivos” y, como explica Nathalie Alvaray, vicepresidenta de Medios, es donde se toman las decisiones estratégicas y tiene el reto de cuidar que las marcas no pierdan su identidad.

Un grupo de profesores de la Escuela, visitamos este lugar un mediodía de julio de 2013 y los papeles dieron la vuelta, porque recibimos explicaciones de nuestras exalumnos, Carmen Riera y Elsy Torres sobre el funcionamiento de esta colmena.

En la foto, de izquierda a derecha: Elsy Torres, Alejandro Terenzani, Atilio Romero, Carmen Riera, Eduardo Orozco y Orlando Luna.

jueves, 13 de junio de 2013

Javier Errea: No creo en la integración de las redacciones



La periodista Yelitza Linares entrevistó al español Javier Errea, profesor universitario, ganador de cuatro premios de la Society for News Design (SND) al mejor diseño de diarios, director de Errea Comunicaciones, es un consultor de medios de comunicación, pero no de los tradicionales. Es un autocrítico del oficio.

Errea no cree en la integración de redacciones, en las ediciones de los domingos arrevistadas ni tampoco le convence la máxima de estos tiempos de que las redes sociales han mejorado al periodismo. Su credo es que publicar buenas historias, escritas con calidad, es la única fórmula mágica para salvar este ejercicio profesional.

Aquí reproducimos la entrevista publicada en Ultimas Noticias, días antes de su participación en el Seminario Diseño de la Información 2013:
“El periodismo tiene que ver única y exclusivamente con eso tan dificilísimo que es contar historias. Es decir, ayudar a entender el mundo y a compadecernos de él. Compadecer es un verbo precioso: significa no lamentarse resignadamente, sino padecer con. Hablamos, por tanto, de empatía, de solidaridad, de humanismo radical. Lo demás es accesorio. No es que lo diga yo, es que es accesorio. Y como las empresas informativas no quieren verlo, o no lo aceptan, y no lo aceptan porque se trata de algo muy complejo, se dedican a comprar soluciones de otro tipo. Es lo fácil. Comprar soluciones como quien compra aspirinas. Pero el periodismo no va de eso”.
¿Qué significa hoy con todos los recursos multimedia que existen, contar una buena historia?
  Contar una buena historia es ser capaz de hacer empatía con tu audiencia, y desde ahí, con la sociedad. Es decir, tocar la fibra más honda, allí donde se comparten los valores, las sensaciones, las emociones. Contar una buena historia te hace imprescindible. No importa cómo lo hagas ni por medio de qué plataforma. Eso es lo de menos. Ten esa historia y cuéntala con sabiduría, con ternura, con rigor. ¡Ya verás cómo te buscan!

¿Es posible contar buenas historias en varias plataformas?
  Un periodista puede contar buenas historias. Ha de estar en eso. Otros tienen que estar para distribuir esa historia por los canales adecuados. Si un periodista está atento al canal, no está atento a la historia. Y la historia, cómo se cuenta, se resiente. Las organizaciones periodísticas deben tener profesionales especializados en los distintos procesos de comunicación, supongo. Soy bastante radical en esto.

Muchos quieren contarlas en 140 caracteres. ¿Cree que las redes sociales han mejorado al periodismo?
  Claramente, no. La batalla de la inmediatez no es la batalla del periodismo. Esa será la batalla de la distribución. No la nuestra. No me importa quién da la noticia primero sino quién la da bien, mejor. ¡Qué más da anunciar algo diez segundos antes que tu competencia! Eso es algo que nos han vendido interesadamente y que forma parte de la sociedad de consumo radical y devoradora en la que vivimos. Una sociedad que no genera más conocimiento sino más ruido. 99% de lo que se dice o vive en Twitter son majaderías. A mí eso, que en el fondo tiene que ver con la vanidad y con el intento de satisfacerla, no me interesa. Lo que se ha abaratado es la posibilidad de publicar desahogos personales.

¿Cree en la integración de redacciones?
  No.

 ¿Por qué?
  La integración de redacciones es una maniobra fruto del nerviosismo de una industria que no sabe cómo recortar gastos para mantener los beneficios registrados durante años. No responde a una convicción ni está produciendo mejor periodismo. Es una medicina paliativa. A mi modo de ver, una gran mentira. Y a ella contribuyen numerosos consultores. Está produciendo esquizofrenias, por cierto. Lo que pasa es que queda estupendo hablar de salas de redacción con forma de sistema solar en un congreso de editores, organizar giras y visitas, y vender así el elíxir del futuro, la pócima que salvará el periodismo. Los resultados están a la vista.

¿No ha servido para que los periodistas y los medios acompañen a sus audiencias en todas las horas que consumen información?
  
No creo que la batalla de los diarios esté en la rapidez. No se puede estar a la vez en la batalla de la rapidez y en la del periodismo de calidad. Es imposible. Requiere dos tipos de profesionales, dos mentalidades, dos preparaciones, dos ritmos, dos flujos diferentes. Pretender coordinarlos en uno y que convivan no es posible. Bueno, sí es posible porque se hace, pero no mejora ni uno ni otro. Y, a la larga, los empeora. No conozco ninguna redacción integrada que funcione bien.

Todo son parches. Esto no es un alegato romántico ni ingenuo por el papel frente a otras plataformas, sino un alegato por las redacciones monomedia: zapatero, a tus zapatos; elige qué quieres ser y ve por ahí con todas tus fuerzas.
Javier Errea pasó de ser un redactor jefe a un coach de redacciones, como él se define. Aunque adora escribir, asesora a través del diseño.
 “Me parece una fórmula muy interesante y amigable, menos amenazadora, de abordar problemas complejos de las redacciones. Porque el diseño tiene que ver con toda la organización, y cada vez son más los antiguos jefes de diseño o directores de arte a los que se les encomienda la coordinación de cambios de gran alcance, operaciones de convergencia, nuevos proyectos, etcétera. Conozco varios casos muy ilustrativos. En el fondo, el diseño hace alusión al funcionamiento, a los flujos, a cómo organizar todo”.
Hace 10 años, en una conferencia en Guatemala, le escuché sobre su angustia por la abundancia de contenidos en los periódicos de los domingos, porque tenía que decidir entre leerlos y compartir con la familia. Eso se mantiene, los domingos se publican las mejores historias, pero hay que sumarle a ello todos los contenidos digitales que se ofrecen. ¿Ahora está más angustiado?
  
Los diarios del domingo están perdiendo importancia a pasos agigantados. Son datos, tampoco es una opinión. Por supuesto, sigue habiendo una inercia grande que hace que en muchos países las ediciones dominicales sean las más voluminosas, las que más publicidad generan. Pero no siempre son las más interesantes. Un diario no puede ser nunca algo frío ni arrevistado, en contra de lo que algunos han venido predicando insistentemente, y que por desgracia ha encontrado eco en tantos lugares. Un diario debe dar noticias. El arrevistamiento de los diarios trajo algunas cosas buenas, pero después se ha convertido en una de las mayores lacras. Leo mucho más los ejemplares de los días laborables.

Es organizador de los premios Malofiej de infografía. Es mucho lo que ha visto. ¿Hacia dónde cree que debe evolucionar la infografía?
  
La infografía revolucionó los diarios de todo el mundo y los abrió a otros formatos narrativos que han resultado atractivos a los lectores de todas las plataformas. Pero, como suele pasar, la infografía también cayó en la autocomplacencia y, tras años de grandes avances, se estancó. Sigo pensando que los gráficos son imprescindibles en un diario y que, como sucede con la fotografía, los diarios no se lo acaban de creer. Piensan que los puede hacer cualquiera y que cualquier tablita es un gráfico. Vivimos, por otra parte, un tiempo en el que la visualización de datos ha cobrado un auge tremendo, no solo en los diarios, en el periodismo, sino en cualquier sector. El tratamiento visual de datos procura hacer inteligible el inmenso caudal de información que recibimos. Otra cosa es que ese tratamiento realmente esté facilitando su comprensión o, como pasa con frecuencia, la haga aún más difícil. Es un tema muy interesante y que está suscitando riquísimos debates. En cualquier caso, esto es como los textos: tiene que evolucionar hacia una madurez y hacia una relevancia. No son dibujitos. No se hacen en un minuto. No sirven para rellenar agujeros.

.................
Hasta el 2014
En esta edición (Junio 2013), el Seminario Diseño de la Información (SDI), realizado en Caracas, contó con la participación de António Pedro Santos (Portugal); Gastón Roitberg  (Argentina); Javier Dario Restrepo (Colombia); Gonzalo Frasca (Uruguay); Javier Errea (España); Milfri Pérez (Venezuela); Danisbel Gómez Morillo (Venezuela); Martha Ortiz Gómez  (Colombia); Joaquín Ortega (Venezuela); Fabricio Miranda (Brasil); Nathalie Alvaray (Venezuela).
Como siempre, este importante encuentro fue coordinado por la periodista Carmen Riera, Directora de Arte de la Cadena Capriles.

Si te queda tiempo

  • París después de la liberación / Antony Beevor
  • La caída de los gigantes / Ken Follet
  • El Umbral de la Eternidad / Ken Follet
  • El ocho / Katherine Neville
  • Un mundo sin fin / Ken Follet